9 de febrero de 2017

Solid@ridad 603: DOS CLASES DE PIEDAD

"Hay dos clases de piedad. Una, débil y sentimental, que en realidad sólo es impaciencia del corazón para liberarse lo antes posible de la penosa emoción ante una desgracia ajena, es una compasión que no es exactamente compasión, sino una defensa instintiva del alma frente al dolor ajeno. Y la otra, la única que cuenta, es la compasión desprovista de lo sentimental, pero creativa, que sabe lo que quiere y está dispuesta a aguantar con paciencia y resignación hasta sus últimas fuerzas e incluso más allá."

Zweig, Stefan. "La impaciencia del corazón."

20 de diciembre de 2016

Solid@ridad 602: "SECADORES DE LÁGRIMAS


La tristeza y el miedo paralizan y arruinan la vida de quienes así se sienten. La vida humana, tan vulnerable ella, se resiente fácilmente por la incertidumbre que generan los hechos de muerte. Los sentimientos se hunden bajo el peso de la violencia y del mal. Pareciera que la humanidad entera está en una especie de deriva descontrolada y desconocida.

Nos queda buscar, en lo hondo del corazón, la confianza en el amor por el que existimos. A pesar de no ser dueños de la existencia, somos agraciados por la bondad fiel que seca lágrimas y nos dispone a ser secadores de las mismas en los que nos rodean.


13 de octubre de 2016

Solid@ridad 601: PAREN LA TIERRA, QUIERO APEARME

“Si la aventura del progreso ha de traducirse inexorablemente en un aumento de la violencia y de la incomunicación;  de la autocracia y la desconfianza; de la injusticia y la prostitución de la Naturaleza; del sentimiento competitivo y del refinamiento de la tortura; de la explotación del hombre por el hombre o la exaltación del dinero, en ese caso, yo, gritaría ahora mismo, con el protagonista de una conocida canción americana,: "¡Que paren la Tierra, quiero apearme!"”

Miguel Delibes, “Un mundo que agoniza”

14 de agosto de 2016

Solid@ridad 600: MENTALIDAD DEL MUNDO

"Dios ha manifestado su máximo poder en la máxima impotencia de la cruz. La lógica evangélica es locura para el mundo. El verdadero drama se verifica -también en la Iglesia- cuando hacemos  nuestra la mentalidad del mundo: cuando pensamos que nuestra fecundidad deriva solamente de nuestros esfuerzos; cuando pensamos que las cosas solo pueden ir bien cuando hay una plena organización; cuando todo es seguro y eficiente; cuando el resultado es proporcionado a nuestra obra."

Paolo Scquizzato, "Elogio de la vida imperfecta"

24 de mayo de 2016

Solid@ridad 599: LA VIDA ES CAMBIO Y SORPRESA

“El ser humano se aferra de forma natural al mundo conocido, a lo previsible. A medida que nos convertimos en adultos, solemos hacer las mismas cosas y esperamos resultados que nos son familiares. Esto nos produce una sensación de control que aporta calma, aunque ya haga tiempo que estemos aburridos con nuestra vida. Desconocer lo que sucederá equivale a salir de nuestro hogar para adentrarnos en un mundo incierto sin saber qué nos deparará. (…)
Hay cosas que no tienen una explicación racional, así que, en lugar de tratar de controlarlo todo, es mejor estar dispuestos a esperar lo inesperado. En vez de sucumbir al miedo, si aceptamos que la vida es cambio y una sorpresa constante, sabremos navegar en el torrente de nuevas posibilidades que nos lleva al futuro.”

FRANCESC MIRALLES, “El poder de la incertidumbre”